Geodiversidad del PN Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas

El agua

geo2Cascadas de travertinos, Sierra de Segura. Foto: Geoiberia.

El Parque Natural es el islote pluviométrico más importante del Sur Peninsular y en él nacen dos de los ríos más importantes de la Península, el Guadalquivir y el Segura. Las rocas carbonatadas y la abundancia de precipitaciones han hecho de estas sierras el mayor reservorio de agua de Andalucía. Además, esta abundancia y presencia continua de agua es la característica más destacada de estos macizos calizos, ya que ha modelado su relieve y es la base de su alta biodiversidad.

El Parque es una auténtico catálogo hidrológico, con unos 70 acuíferos y unos 3.000 manantiales. Su alimentación por infiltración se supone en una media de 1.000 l/m2/año, equivalente a una lámina de agua 1 m de altura.

La abundancia de agua unida a la naturaleza caliza de buena parte de sus rocas ha producido un espectacular relieve kárstico donde abundan los ríos y arroyos que discurren por valles encajonados entre altos picos y calares. Estos relieves conforman la divisoria de aguas hacia el Mediterráneo -Cuenca del Segura- y hacia el Atlántico -Cuenca del Guadalquivir-.

Parte del agua que alcanza el Parque se convierte en escorrentía superficial en forma de regatas, arroyos y ríos. Otra parte se infiltra en las rocas calizas de este enorme macizo kárstico y se acumula en potentes y extensos acuíferos que contienen importantes reservas subterráneas que son liberadas en parte en las abundantes surgencias y manantiales, entre los que destacan los nacimientos de los ríos Guadalquivir, Segura, Guadalentín, Borosa, Aguasmulas, Zumeta o Tus.

 

CUENCA DEL GUADALQUIVIR

RÍO GUADALQUIVIR

El río Guadalquivir nace a 1.350 m de altitud en la Cañada de las Fuentes, situada al sur del Parque, en el municipio de Quesada. Es el eje fluvial más importante de Andalucía, recorriendo 667 km de su geografía hasta verter sus aguas al océano Atlántico. Desde su nacimiento en el municipio de Quesada, hasta el embalse del Tranco, a tan sólo 60 km al norte, el río salva un desnivel de 1.000 m, mientras que desde el Tranco hasta su desembocadura tan sólo salva un desnivel de 650 m.

guadalquivir

La cuenca alta del Guadalquivir se sitúa en la Sierra de Cazorla. En su nacimiento recoge las aguas de los arroyos de la Juan Fría, la Cañada de las Fuentes, el barranco de la Luz y el barranco de los Teatinos, que descienden desde los 2.000 m de altitud, donde se encaraman el Pico Cabañas y el Aguilón del Loco. 

A lo largo de toda su cabecera va sumando las aguas de multitud de arroyos que descienden por los barrancos de esta orografía tan intrincada, que ocasiona multitud de cerradas y cascadas, destacando la Cerrada del Picón de Rey y la Cerrada de los Cierzos. Al llegar a la aldea de Vadillo Castril, el río embalsa por primera vez sus aguas en la Cerrada de Utrero, cerca de donde se encuentra la cascada de Linarejos, una de las más hermosas del Parque.

A partir de aquí el río se ensancha para formar el bonito valle donde se asienta la aldea de Arroyo Frío, para seguir descendiendo y ampliándose hasta Coto Ríos, donde se le unen las aguas del río Borosa. Aquí entra en la Sierra de Segura, siendo enseguida embalsado en la gran presa de El Tranco, de 500 hm3 de capacidad, donde recibe las aguas de numerosos arroyos, destacando las del río Aguamulas.

Al salir del embalse del Tranco el río gira bruscamente hacia el Oeste para abandonar el Parque y comenzar su andadura por Andalucía. Los últimos kilómetros del río en estas sierras discurren encajonados entre las sierras de Segura y Las Villas.

Nacimiento de Guadalquivir. Foto: Geoiberia.


RÍO BOROSA

Es uno de los ríos más bellos y característicos de la cuenca alta del Guadalquivir. Nace en la zona de la laguna de Valdeazores, donde confluyen el arroyo de Valdeazores y el de Valdeazorillos y un poco más abajo, en el embalse de los Órganos, se une el arroyo del Infierno, donde se encuentra el manantial de Aguas Negras. Su cabecera recoge las aguas de la Sierra de la Cabrilla, las estribaciones septentrionales de la sierra del Pozo y Cazorla y las meridionales de la Sierra de Segura, marcando el límite entre los municipios de Cazorla, La Iruela y Santiago-Pontones.

borosa

Desde la laguna de Valdeazores, a unos 1.290 m de altitud, hasta su confluencia con el Guadalquivir, unos 11 km aguas abajo, este río desciende 650 m. Por debajo del embalse de los Órganos, la elevada pendiente del relieve origina una de las zonas de cascadas más conocidas de las sierras, el Salto de los Órganos, por donde el agua desciende por paredes casi verticales. Pasado éste, el río avanza entre cerradas, la Cerrá de Puente Toba, la Cerrada de Puente de Piedra y la Cerrada de Elías, ésta última situada en la confluencia del barranco de la Oradá con el Borosa, es una de las más espectacular del Parque.

A lo largo de todo su recorrido encontramos comunidades riparias y bosques en galería que asombra por la riqueza y variedad de sus elementos. También destacan las estructuras plegadas que se observan en las rocas del valle formado por este río.

El Arroyo de las Truchas al entrar en el Río Borosa. Foto: Geoiberia.


RÍO AGUASMULAS

Se localiza un poco más al Norte que el anterior, uniéndose con el Guadalquivir en la cabecera del embalse del Tranco, aguas abajo de su confluencia con el Borosa. Nace en la Sierra de Segura, en el municipio de Santiago-Pontones, a unos 1.200 m de altura, donde recoge las aguas de los arroyos que bajan de la Cordillera de las Banderillas y del Pinar del Risco, con picos que llegan casi a los 2.000 m.

Este río recorre entre 8 y 9 km antes de llegar al embalse del Tranco, salvando un desnivel de unos 550 m en su andadura. No aparecen aquí cascadas tan espectaculares como en el Borosa y la vegetación de sus cauce es más intrincada, con zonas donde el río queda muy encajonado.

Río Aguasmulas. Foto: Geoiberia.

aguasmulas

RÍO GUADALIMAR

guadalimar

Nace al pie del cerro Almenara, a 1.200 m de altura, en la sierra de Alcaraz, en Albacete y se dirige hacia el SO, en dirección a la Sierra de Segura. Atraviesa el Norte del Parque, recogiendo las aguas de multitud de arroyos y ríos más pequeños. El río y sus afluentes principales presentan poca pendiente y un caudal más bien escaso, pero entre sus arroyos se encuentran rincones de espectacular belleza.

Entre los ríos que vierten sus aguas al Guadalimar dentro del Parque destacan en las proximidades del pueblo de Siles, el río Carrizal, el río Morles y los diferentes arroyos de esta zona, sobre todo los situados en su cabecera, donde se puede contemplar un paisaje espectacular. Aguas abajo, el valle fluvial amplio y llano se puebla de cultivos, dominando el olivar y las huertas. El río Onsares, que nace en el extremo más septentrional del Parque, en el término municipal de Siles, viaja hacia el Sur para encontrarse con el Guadalimar cerca del molino de las Torres.

Antes de encaminarse hacia el Oeste, el Guadalimar recibe las aguas del río Trujala, que nace en el cortijo de los Hoyos de Arriba a 1.300 m de altura, en el municipio de Orcera y discurre hacia el Oeste atravesando el municipio de Segura de la Sierra y recogiendo las aguas de los arroyos que bajan de las cotas altas de la Sierra de Segura, dominadas por el Yelmo, de 1.808 m de altitud. Aguas abajo, se le unen el río Orcera y el río Hornos, cauces vertebrales del valle fluvial de esta zona de la sierra.

Río Guadalimar a su paso por Puente de Génave. Foto: Geoiberia.


RÍO AGUASCEBAS

Recorre la Sierra de las Villas, en el extremo Oeste del Parque.

El arroyo de las Aguascebas Grande nace en el límite Norte, en el Majal de la Perra a 1.600 m de altura, bajo el pico Hoyacillo, de 1.719 m de altitud. Recoge las aguas de los arroyos que bajan del Blanquillo, que con sus 1.830 m de altura es el pico más elevado de la zona y discurre atravesando la Sierra de las Villas formando un cauce muy encajado. De entre sus arroyos destaca el arroyo de las Aguascebas de Gil Cobo, que desciende 770 m en sus escasos 6 km, lo que origina cascadas y gargantas, destacando en su cabecera la Cerrada de San Ginés y aguas abajo, la Cueva del Agua.

En la zona Sur de esta sierra, los arroyos que bajan de sus cumbres, el arroyo de las Aguascebas de la Fuente del Tejo y el arroyo de las Aguascebas del Chorrogil, al que vierte sus aguas la Cañá del Avellano, confluyen en el embalse del Aguascebas, a partir del cual, estos cursos de agua pasan a denominarse arroyo de las Aguascebas Chico, que en sus 5 km baja de los 1.100 a los 500 m de altura, donde confluye con el arroyo de las Aguascebas Grande, para formar el río Aguascebas.

Arroyo de las Aguascebas Grande. Foto: Geoiberia.

aguascebas


RÍO GUADALENTÍN

Este río se localiza al Sur del Parque. Nace al pie de las sierras de Empanadas y la Cabrilla, en el término municipal de Cazorla y es un afluente del Guadiana Menor, que vierte sus aguas al Guadalquivir. En su cabecera está rodeado por altos picos, entre los que destacan por encima de los 2.000 m el Alto de la Cabrilla, el Cerro de los Tornajos y el pico Empanadas, este último en el límite con el Parque Natural de Castril, ya en la provincia de Granada.

El valle del río Guadalentín discurre entre las elevadas cimas de la vertiente Oeste de sierra de la Cabrilla y Castril y la vertiente Este de la sierra del Pozo. Entre los arroyos que vierten sus aguas a este río destacan por su belleza el arroyo de Valdecuevas y el de Valdetrillos, separados del nacimiento del Borosa por la cuerda de los Alcañetes. Tras su confluencia con el río, éste se encamina hacia el Sur, formando cerradas como las de la Canaliega, Arroyo Frío y la Herradura, ya en la cola del embalse de la Bolera. En este último tramo antes de abandonar el Parque, destacan los arroyos que bajan desde la Sierra del Pozo, como el de Arroyo Frío, Guazalamanco, arroyo de la Venta y del Vidrio, que desciende desde los picos que separan este valle de la cabecera del Guadalquivir, como el Cabañas (2.026 m), el Puntal del Buitre (2.007 m) o el Pico del Águila (1.985 m) entre otros.

Antes de abandonar el Parque Natural para dirigirse a su encuentro con el Guadiana Menor, sus aguas forman el embalse de la Bolera, donde confluye la Rambla del Cañuelo, que recoge las aguas de la vertiente Oeste de la Sierra de Castril y de la Lancha del Almicerán, en cuya cima aplanada abundan las torcas.

Mención especial merece el caudal de agua que aporta el Complejo Arroyo de La Rambla. Este caudal subterráneo aflora en un punto que queda bajo las aguas del embalse de La Bolera cuando éste está lleno. Las últimas campañas realizadas de exploración y topografía, confirman que puede tratarse de la cavidad con más desarrollo de toda la geografía andaluza

 

CUENCA DEL SEGURA

RÍO SEGURA

El río Segura nace en el paraje de Fuente Segura, a 1.450 m de altitud, por encima de la aldea de Pontón Alto, en el término municipal de Santiago-Pontones y se dirige hacia el Este en dirección al Mar Mediterráneo. Se abre paso entre los farallones de caliza tan característicos de la Sierra de Segura, recogiendo las aguas de arroyos que bajan desde las cumbres y los calares por laderas y paredes casi verticales en algunos casos, formando abruptas cerradas donde el río corre encajonado. Cuando llega a la aldea de Huelga Utrera, recibe desde el Norte las aguas del río Madera y se encamina hacia el Este-Noreste para abandonar el Parque y la provincia de Jaén.

Es esta una zona con una orografía muy cerrada, con un paisaje dominado por densos pinares, donde se localizan, muchas veces colgando en sus laderas, pequeñas aldeas. Al llegar a aldea de La Toba el río se embalsa en la pequeña presa del Anchuricas, una franja de agua larga y encajonada entre las vertientes.

Desde aquí, curva definitivamente hacia el Este, se dirige hacia la aldea de Miller y antes de abandonar la Sierra de Segura en Las Juntas, para adentrarse en tierras de Albacete, recoge las aguas del río Zumeta.

Río Segura en Huelga Utrera. Foto: Geoiberia.

segura

RÍO MADERA

El nacimiento del río Madera, que vierte sus aguas al río Segura tras unos 20 km de recorrido, se encuentra aproximadamente a 1.300 m de altura, en un entorno de características excepcionales, dentro de la Sierra de Segura. Está rodeado en su cabecera por los calares de Peña Rubia, de Caracoles, del Cobo y de Nava del Espino, éste último declarado zona de máxima protección.

El río se dirige hacia el Sur por un valle abierto por él entre el Calar de los Caracoles y la vertiente Este del Yelmo, donde tradicionalmente se han realizado numerosos campamentos, lo que habla de la belleza del paisaje. Atraviesa las aldeas de Río Madera, Venta del Pescador y Venta de Rampias, abriéndose paso entre la abrupta orografía densamente poblada de pinares y alimentándose de las aguas que bajan por los numerosos barrancos que descienden desde zonas más elevadas. Al llegar a Huelga Utrera, a unos 1.030 m de altitud, vierte sus aguas al río Segura.

RÍO ZUMETA

Este río toma su nombre cuando sus aguas pasan por el barranco de Zumeta, junto a Santiago de la Espada, pero en verdad nace más al Sur, en el mismo término de Santiago-Pontones, donde recoge las aguas que bajan del entorno de los Campos de Hernán Perea, una sucesión de altiplanos por encima de los 1.600 m y donde se alcanza la mayor densidad de dolinas de la Península Ibérica,

El barranco del Borbotón, los arroyos de la Pinadilla, la Juan Fría, Cañada Lamienta, y del Sabuquillo confluyen en la Rambla de los Cuartos, hasta llegar al nacimiento del río Frío que desciende por un valle angosto y encajonado, abriéndose paso entre densos pinares, hasta convertirse en el río Zumeta.

Paralelo al río Frío y hacia el NE discurre al arroyo de los Nogueras, que recibe las aguas de la sierra del Almorchón, a cuyos pies se encuentran numerosas aldeas y cortijos, a lo largo de una vega más amplia y fértil que la del río Frío. Por debajo de la aldea de los Teatinos, el nacimiento del Muso cambia el nombre de este curso de agua, que pasa a denominarse río Muso y va a unirse al río Frío para constituir el río Zumeta.

El río Zumeta discurre hacia el Norte separando la provincia de Jaén de las de Granada y Albacete, recibiendo las aguas más orientales del Parque y las de la sierra de Huebras, esta última en tierras de Albacete, por un valle que corre encajonado hasta pasar el Salto de la Novia, donde se abre para formar una vega, lugar de cortijos dispersos y de las aldeas de Tobos, Prado Moro y de Vites, tras la cual se vuelve a encajonar formando una estrecha cerrada bajo el Pico del Morrión, donde el agua se embalsa en la presa de la Vieja. Unos 5 km aguas abajo, en la aldea de Las Juntas, el Zumeta desemboca en el río Segura y abandona tierras andaluzas.

Río Zumeta. Foto: Geoiberia.

zumeta

RÍO TUS

El río Tus nace muy cerca del río Madera, bajo el monte Espino, pero sus aguas se dirigen hacia el Norte a la provincia de Albacete para desembocar finalmente en el río Segura. Su cabecera, en el arroyo de la Fuente del Tejo, está enclavada en una zona que por sus valores naturales está especialmente protegida, donde destacan el Púlpito (1.527 m), el Castellón (1.585 m), el pico del Espino (1.722 m) y el Calar de Morillas. Este arroyo se encajona en el entorno de la Fuente del Tejo, para dirigirse barranco abajo hasta confluir con el arroyo del Tejuelo. A partir de aquí, el curso de agua pasa a denominarse río Tus, que discurre por un precioso valle rodeado de calares o navas, los altiplanos tan característicos de la Sierra de Segura, en los que se alzan numerosos picos.

En su camino por el Parque aparecen junto a este río tan sólo cortijos aislados en sus laderas; justo antes de llegar al límite, el Aserradero del río Tus, situado en una zona muy pintoresca, nos muestra la actividad forestal de épocas pasadas.

 

ACUÍFEROS

Las aguas subterráneas del Parque son muy vulnerables a la contaminación. La naturaleza carbonatada de los terrenos hace que la circulación de agua subterránea se deba principalmente a la karstificación de los materiales, siendo rápida la circulación subterránea y escasa la capacidad de autodepuración de las aguas.

Para hacerse una idea de la importancia de los recursos hídricos del conjunto de las comarcas integradas en el Parque Natural, baste decir que el volumen de agua de lluvia y nieve infiltrada es aproximadamente el 60% del total de la provincia de Jaén. Las aguas son bicarbonatadas, de mineralización ligera y dureza media.

Estudios hidrogeológicos recientes del entorno del Parque han evaluado una alimentación por infiltración de lluvia próxima a 590 hm3/año sobre los 67 acuíferos diferenciados, lo que representa aproximadamente un 50 % de la “lluvia útil” y un 28% de las precipitaciones totales, que suponen una media de unos 1.000 l/m2/a. Frente a esas entradas de agua a los acuíferos, las salidas conocidas totalizan unos 493 hm3/a por manantiales y drenajes a ríos y otros 5,5 hm3/a de extracciones por bombeo. Los 91,5 hm3/a restantes salen de forma oculta a ríos o por drenaje subterráneo a otros acuíferos adyacentes, aunque puede haber una sobrevaloración de las entradas.

campos perea

Estas cifras permiten valorar la suma importancia de los recursos hídricos subterráneos del Parque y su entorno, que representan, por sí solos, un 14% de los disponibles en ambas cuencas, con especial incidencia en la del Segura, en la que suponen un tercio del total disponible.

Los principales acuíferos coinciden con las zonas orientales donde la altitud media es mayor. Son acuíferos cretácicos y terciarios que corresponden a los principales relieves y que descargan en numerosos manantiales en general no muy caudalosos, situados en cotas elevadas, entre los 1.000 y los 1.300 m de altitud. Destaca el importante acuífero de Pinar Negro, bajo la zona endorreica de los Campos de Hernán Perea, que descarga por los nacimientos de los ríos Borosa, Aguamulas y Castril.

Campos de Hernán Perea. Foto: Geoiberia.


Los acuíferos del Parque se pueden agrupar en 4 grandes zonas:

Zona de escamas de Cazorla-Guadalquivir. Zona Oeste del Parque, en los relieves de las Sierras de Cazorla y Las Villas. Acuíferos sobre calizas y dolomías jurásicas, compartimentados en las 7 grandes escamas, aunque a veces pueden tener conexión. Río Guadalquivir.

Zona de pliegues y pliegues-falla. Parte sureste de la Sierra de Segura, Sierra del Pozo y Sierra de Quesada. Destaca el acuífero de Pinar Negro, en una potente serie del Cretácico Superior, que genera los caudales más importantes del Parque. Ríos Borosa, Aguamulas, Segura, Guadalentín.

Zona del Jurásico de Hornos-Siles y afloramientos tabulares. Es el valle sobre materiales margosos del Trías, y aparecen aquí pequeños acuíferos sobre calizas jurásicas, que podrían estar conectados con los más extensos al Este.

Zona de relieves invertidos. Ocupa el NE de la Sierra de Segura, sobre calizas del Cretácico Superior y Terciario, en las subcuencas de los ríos Madera y Tus.

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Gracias por compartir

JoomSpirit